NO HAY FRENO PARA LA CIENCIA

 

Por María Eugenia Fabro.

 

Se realizó en el hospital Italiano de la ciudad de Córdoba, el primer autotransplante de corazón de la Argentina. La operación consiste en separar el órgano

del cuerpo, repararlo y reimplantarlo nuevamente al paciente.

 

Una mujer de 59 años oriunda de Hernando, evoluciona favorablemente tras ser sometida el viernes a un autotransplante de corazón. La operación cardiaca

de la cual existe en el mundo sólo un antecedente, estuvo a cargo del equipo que lidera el doctor Oscar Bauk.

 

Al ser consultado sobre este importante avance científico, el médico manifestó: "dada la escasez de órganos tratamos de usar el mismo corazón del paciente".

Explicó asimismo, que se conectó a la mujer un corazón artificial lo que se denomina circulación extracorpórea. Sostuvo que cuando el instrumento comenzó

a funcionar, se efectuó una parada cardiaca al corazón del paciente y luego se realizó la ablación, es decir, se lo retiró del cuerpo.

 

El facultativo precisó a demás, que una vez en esta instancia es el momento de reparar el órgano dañado, "utilizando métodos que impidieron su deterioro,

pudimos trabajar en él por espacio de más de doscientos minutos", puntualizó Bauk. Posteriormente se reimplantó el corazón a la paciente cuyo estado es

estable, según señalaron los médicos que la atendieron.

 

Bravo por la ciencia y por la medicina, bravo por aquellos médicos que con acciones como estas nos demuestran que a demás de cumplir con su profesión, respetan

a ultranza uno de los principios fundamentales para todo ser humano: honrar la vida.

 

 

 

Regresar.